¿Qué es la fotofobia repentina?

Fotofobia es el término utilizado para describir la sensibilidad a la luz. Esto puede ser una condición ordinaria en algunas personas, aunque puede ser un signo de algo más grave si la sensibilidad es repentina o sin ocurrencias previas. La luz es extremadamente importante para la visión. Muchos de los componentes del ojo tienen una función que afecta la forma en que la luz viaja a través del ojo. Por ejemplo, la pupila cambia de tamaño para permitir que entre más o menos luz en el ojo y el iris (el anillo de color alrededor del ojo) controla este movimiento.El cristalino y la córnea doblan la luz para enfocarla en la retina, que es una capa delgada de tejido en la parte posterior del ojo que envía señales de imagen a lo largo del nervio óptico al cerebro.

¿Qué podría estar causando mi fotofobia repentina?

Dado que la mayoría de las partes del ojo lidian con la luz de alguna manera, un diagnóstico de fotofobia puede ser complicado. Muchas afecciones pueden presentar sensibilidad a la luz como síntoma. Algunas causas comunes de fotofobia repentina incluyen infecciones, enfermedades sistémicas, traumas y problemas oculares. Siempre debe visitar a un optometrista cuando experimente una sensibilidad repentina a la luz, ya que puede ser un síntoma de una afección grave como la meningitis. Aquí hay una lista de posibles causas de fotofobia:

  • Infecciones
  • Meningitis
  • Sarampión
  • Botulismo
  • Enfermedad de lyme Enfermedades sistémicas
  • Migrañas
  • Deficiencia de vitamina A
  • Síndrome de vómitos cíclicos
  • Trauma
  • Quemaduras
  • Abrasiones y úlceras corneales
  • Desprendimiento de retina

¿Se puede tratar la fotofobia repentina?

El tratamiento para la fotofobia repentina generalmente depende de la causa subyacente y su gravedad. En algunos casos, como la degeneración macular, es posible que no haya cura y los tratamientos tienden a girar en torno a sobrellevar la afección. Una de las formas más fáciles de protegerse contra el deslumbramiento es limitando la cantidad de luz que puede entrar en el ojo con lentes o gafas de sol tintadas. Muchas personas también pueden optar por usar un sombrero de ala ancha. Es importante que las gafas de sol también tengan protección UV para bloquear los rayos dañinos. Invertir en lentes fotocromáticas puede ser una opción para las personas que prefieren la comodidad de no tener que cambiar entre varios pares de gafas.Las lentes tintadas de precisión pueden ser útiles para las personas que experimentan migrañas. Esto reduce el deslumbramiento de las páginas de texto, lo que puede ser un problema para las personas que tienen dislexia.Algunas personas también pueden requerir una luz de tarea para ciertas actividades, como leer. Una lámpara ajustable debería proporcionar más luz cuando sea necesario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.