Beneficios para la salud de las trufas

Aunque las trufas son muy costosas, ahora hay muchas más razones para comerlas aparte de la verdad de que es muy emocionante comer un manjar. Una de estas razones es que está consumiendo trufas porque pueden brindarle beneficios para la salud.

A través de los años, las disputas han estado persiguiendo los beneficios para la salud y el valor nutricional de las trufas y los hongos, en general. La gente dice que las setas comestibles, como las trufas, no tienen ningún valor nutricional y se usan solo para agregar sabor a una selección de platos básicos.

Sin embargo, informes más recientes muestran que las trufas y varios tipos de hongos pueden traer una gran cantidad de beneficios para la salud, especialmente para los vegetarianos, personas que no comen carne y solo consumen verduras.

Técnicamente, las trufas son setas que no tienen tallos y generalmente se descubren bajo el suelo, generalmente debajo de robles, pinos, hayas y pecanas, principalmente en Europa, incluidas varias partes de Italia, Francia, Eslovenia y Croacia. En Asia, algunas variedades se encuentran en China junto con en Oriente Medio, mientras que también hay algunos tipos nativos del norte de África.

Hasta ahora, las trufas se utilizan solo en el campo culinario, como ingrediente principal para varios platos o como condimentos y guarniciones para diferentes especialidades. Las trufas comestibles gourmet más frecuentes que se emplean en varios restaurantes incluyen las Trufas Negras Francesas, las Trufas Blancas Italianas, las Trufas Chinas y las Trufas de verano.

Si le gusta comer trufas y setas en general, estos son algunos de los beneficios para la salud que puede esperar:

1. Es una buena fuente de proteínas. Las trufas tienen un alto contenido de proteínas que varía del 20 al 30 por ciento por cada porción. Los expertos dicen que las trufas son excelentes fuentes de alto contenido en proteínas, lo que es muy ideal porque contienen todos los aminoácidos necesarios para una buena nutrición para los seres humanos. Para las personas que no consumen grasas ni carbohidratos, especialmente para las personas que tienen dietas occidentales, las trufas son ideales, ya que son una fuente fantástica de proteínas.

2. Además, es una fuente moderada de carbohidratos. El elemento principal de las trufas y los hongos son los carbohidratos derivados del glucógeno y la quitina o también llamada celulosa de hongos, que es un defensor funcional de la pared celular de los hongos. De todos modos, en comparación con otras verduras, las trufas tienen proporciones más bajas de carbohidratos. Esto es, además, muy bueno para las personas que sufren de diabetes, ya que las trufas tienen un bajo valor energético.

3. Es baja en grasa. Como es vegetal, las trufas son ideales para personas que no pueden y no quieren consumir demasiada grasa. Cuando se seca, solo tiene entre el dos y el ocho por ciento de grasa, que son en su mayoría compuestos de grasa y lípidos crudos, como ácidos grasos, esteroles, fosfolípidos, glicéridos y ácido linoleico.

4. Es libre de colesterol. Este es probablemente el mayor beneficio para la salud de las trufas. A través de los años, se ha pensado que el colesterol es uno de los aspectos de riesgo de las afecciones coronarias y otras enfermedades asociadas. Si está inclinado a sufrir un derrame cerebral o un ataque cardíaco o tiene antecedentes familiares de cualquier problema cardíaco, sería genial consumir alimentos sin colesterol, como trufas, para ayudarlo a disminuir sus niveles de colesterol total.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.